1 comment:

patricia del taller de merlo said...

Que vertigo si te situás en la representación de la lámina de quien se asoma al abismo y la representación del uniformado bien asentado en el pedestal al borde del piso de una habitación cerrada. Muy sugerente. Me hizo recordar a Antonio Lopez en algunas de sus pinturas inquietantes.